Inicio CULTURA La eterna espera de Rafa Nadal: arranca en Roma, donde también juega...

La eterna espera de Rafa Nadal: arranca en Roma, donde también juega Djokovic, para preparar el asalto a Roland Garros

76
0
Compartir

Radio la Salle Urubamba

El español, ausente desde el 29 de febrero, debutará en primera ronda ante Pablo Carreño, reciente semifinalista en el US Open.

«¡Avistado! Rafa Nadal ya está por aquí haciendo su primer entrenamiento». Las redes sociales del Masters 1000 de Roma anunciaban con entusiasmo la llegada del mallorquín al Foro Itálico. Había más razones que de costumbre para ese fervor. Es el número dos del mundo y ha ganado nueve ediciones del torneo, pero es sobre todo su vuelta a las pistas después de más de seis meses de ausencia.

Nadal no compite desde que ganó la final de Acapulco contra Taylor Fritz el pasado 29 de febrero. El manacorense, como todos, estaba en capilla para jugar en Indian Wells cuando la organización decidió cancelar el torneo ante los primeros casos de coronavirus en el Valle de Coachella. Detrás siguió el circuito ATP entero y, aunque los torneos volvieron en agosto, el balear renunció a Cincinnati y al US Open.

En su decisión pesaron varias razones. Por un lado, la sanitaria, tanto por la evolución de la pandemia en Estados Unidos como los peligros añadidos del viaje. Pero por otro, la necesidad de ajustar el tiro. La ATP tuvo que comprimir el calendario en este tramo final de curso y sólo quedaron dos semanas de margen entre el US Open y Roland Garros. El balear entendió que sus mejores opciones de ganar pasaban por renunciar a Nueva York.

Será el segundo parón más largo en la carrera de Nadal. El mallorquín estuvo más de siete meses de baja entre 2012 y 2013 por un problema en el tendón rotuliano de la rodilla izquierda (entonces se perdió dos torneos de Grand Slam y los Juegos Olímpicos de Londres). Aunque en este caso no haya sido una lesión, Nadal ha subido la exigencia de la preparación para llegar con fuerza al Masters 1000 de Roma.

PELOTEO CON WAWRINKA

Ha tenido la fortuna de contar con las instalaciones de su academia para mantener el tono físico durante estos meses. Pero una cosa es la forma y otra el ritmo de competición, oxidado después de un parón tan largo. Para suplirlo, ha recibido durante las últimas semanas en Manacor a jugadores como Grigor DimitrovPablo Andújar o Jaume Munar. El día antes de viajar a Roma estaba entrenando con el búlgaro, que hace sólo tres años, antes de las lesiones, era el número tres del mundo.

El balear aterrizó en la capital italiana el miércoles y el jueves ya estaba peloteando en el Foro Itálico con Stan Wawrinka. «¡Avistado!». El viernes tuvo una sesión doble con Kevin Anderson y Casper Ruud, uno de los jóvenes más prometedores de su academia (número 37 del mundo); y el sábado, día del sorteo, otra doble con Karen Khachanov y Gael Monfils. Una puesta a punto exigente.

Y será necesario porque le espera un cuadro difícil en el Masters 1000 de Roma. Nadal pasa directo a la segunda ronda, donde se verá las caras con Pablo Carreño, que viene de las semifinales del US Open. El balear ha ganado sus cinco duelos (el más reciente fue este año en el Abierto de Australia), pero el asturiano llega en forma.

DJOKOVIC, SÓLO EN LA FINAL

No ha sido un sorteo amable con los españoles: Garbiñe Muguruza debuta contra Sloane Stephens y podría cruzarse en segunda ronda con Coco Gauff, mientras Albert Ramos abre contra Kei Nishikori. La representación de la Armada la completan Alejandro Davidovich, que llega de firmar un gran US Open, Aliona Bolsova y Pedro Martínez, los tres procedentes de la previa.

Si Nadal pasara a octavos, podría medirse con Milos Raonic; en cuartos, con Diego Schwartzman; en semifinales, con Stefanos Tsitsipas; y sólo en la final, con Novak Djokovic, que reaparece en Roma después del incidente el US Open. Como el año pasado, el serbio ha preparado la gira de tierra batida en Marbella y ahora intentará relanzar una campaña en la que ha igualado los 35 Masters 1000 de Nadal. Roma podría ver el primer desempate.

Ayer, Nadal seguía entrenando en el Foro Itálico con Jannik Sinner, el mejor debutante ATP de 2019. El balear ha ganado las dos últimas ediciones (en 2018, contra Zverev, y en 2019, contra Djokovic) y lleva ya nueve. Si consigue la décima, sumará ya dobles dígitos en cuatro torneos: Roma, Godó (11), Montecarlo (11) y Roland Garros (12).

CORTESÍA DE:EL MUNDO - Diario online líder de información en español