Inicio LOCALES EN COMUNIDAD CERCANA A CAMISEA SE PAGA S/130 POR BALÓN DE GLP

EN COMUNIDAD CERCANA A CAMISEA SE PAGA S/130 POR BALÓN DE GLP

117
0
Compartir

A tres meses del gobierno de Pedro Castillo, los precios del Gas Licuado de Petróleo (GLP) siguen en subida. En las comunidades cercanas a los yacimientos de Camisea como Tangoshiari, el balón de gas de 10 kg cuesta s /130, es el más caro del país. Esa paradoja no ha cambiado.

Gilberto Chinchay, jefe de Tangoshiari, cuenta que tener GLP en la zona es un lujo. Que los precios son impagables, pues el balón puede venderse hasta en S/ 150. Pero no solo el gas es un dolor de cabeza, los precios de los combustibles, también. La reciente alza los golpea. “Estamos prácticamente olvidados, aquí el gas es el más caro, pero ahora la gasolina también. En mi comunidad pagamos 27 soles por el galón”, anotó.

Según el burgomaestre, la comunidad de Camisea, situada a 10 minutos de la planta Malvinas, paga S/80 por el balón de gas. El retorno al Fondo de Estabilización de Precios, emprendido por el gobierno, no modificó su realidad.

Para llegar al distrito de Megantoni el único transporte posible es fluvial. Esa travesía encarece el producto.

Ruta circular del gas

El presidente del Instituto Regional del Gas de Cusco, Iván Huamán, explicó que el gas natural extraído y separado en Camisea es conducido hasta la planta de Fraccionamiento de Pisco, ubicado en la región Ica. En este punto se fracciona el gas líquido natural y se vende el GLP a granel a las empresas envasadoras. En el caso de Cusco, son cinco empresas las que conducen el negocio de llenar el gas a los balones y abastecer la demanda. Mientras más lejos sean los territorios, más caro es el precio, el transporte hace la diferencia. Es así como el gas extraído en Camisea, se hace impagable al convertirse en GLP.

Para el alcalde Ríos, solo una planta de fraccionamiento y envasadora en la zona, aminorará la elevada tarifa del GLP.

El presidente del Instituto del gas de Cusco, Iván Huamán sostuvo que la medida del gobierno de Castillo, no dio resultados, porque el subsidio solo se dio a la producción del gas y no al envasado y transporte. “Mientras no se tome en cuenta esos aspectos, nada cambiará, por eso seguimos pagando esas tarifas por el gas”.

Agregó que Petro Perú debe intervenir en la comercialización y transporte del gas.

Entre tanto, el balón de GLP en la ciudad imperial fluctúa entre S/53 a S/57.

Cortesía El Comercio