Inicio LOCALES MININTER CONGELÓ INVESTIGACIONES CONTRA CASTILLO AL NO ENTREGAR RECURSOS A HARVEY COLCHADO,...

MININTER CONGELÓ INVESTIGACIONES CONTRA CASTILLO AL NO ENTREGAR RECURSOS A HARVEY COLCHADO, DURANTE DOS SEMANAS LA POLICÍA NO PUDO APOYAR AL 100% AL EQUIPO ESPECIAL DE FISCALES POR FALTA DE PRESUPUESTO, MINISTRO DEL INTERIOR SEÑALÓ QUE EL RELEVO DEL CORONEL PNP DE LA DIGIMIN SE HIZO A SUS ESPALDAS Y ASEGURÓ QUE ESTE CONTINUARÁ EN LA DIVISIÓN DE BÚSQUEDA.

443
0
Compartir

Las consecuencias penales que inevitablemente iban a recaer sobre el titular del Interior, Willy Huerta, por el relevo del coronel PNP Harvey Colchado en la División de Búsqueda (Divbus) de la Dirección General de Inteligencia (Digimin), hicieron recular a las autoridades de ese sector. Era un acto de evidente obstrucción que consumaba lo que por dos semanas ha venido ocurriendo en el Mininter en favor del investigado Pedro Castillo.
Por la madrugada de ayer, en respuesta al escándalo generado, el ministerio informó a través de un comunicado que Huerta no había autorizado ese cambio. Es decir, según su palabra, actuaron a sus espaldas, argumento que es difícil de creer conociendo los actos que ha cometido el gobierno para apartar a como dé lugar al oficial de la Policía.
Colchado se queda en la Divbus. Sin embargo, no se ha conocido de ninguna medida contra el director de Contrainteligencia de la Digimin, Luis Sánchez Lira que con un memorándum indicó a Colchado de su separación.
Quien sí perdió su trabajo fue Whitman Ríos Adrianzén, jefe de la Digimin. Ayer a las 4:56 pm, Huerta firmó la resolución que dio por concluida su designación en el cargo. Claramente responsabilizó a Ríos de la crisis generada.
“El coronel Colchado continuará con su trabajo normal, se ha pedido informes de lo que ha sucedido y se establecerán las responsabilidades del caso”, declaró Huerta ayer por la mañana.
Si no fue el ministro quien le ordenó a Sánchez Lira realizar el relevo, ¿quién lo hizo? ¿Withman Ríos? ¿O fue el propio Castillo? Sánchez Lira estuvo el pasado 2 de setiembre reunido con el presidente Pedro Castillo por tres horas en Palacio de Gobierno.
Colchado, es oportuno recordar, está encargado de buscar a los prófugos Juan Silva, exministro de Transportes y amigo del presidente, y al sobrinísimo Fray Vásquez. Ambos son sindicados de integrar una red criminal que se repartió obras desde el MTC.
Pero el exjefe de la Diviac también tiene un rol fundamental en el apoyo de diligencias al equipo que lidera la fiscal superior Marita Barreto.
Para cumplir esa función necesita de presupuesto, fondos que le fueron negados por dos semanas, pese a su insistencia.
Diligencias paralizadas
La fiscal Barreto reveló hace unos días que el Mininter había dejado de dotar de recursos a la oficina de Harvey Colchado desde inicios de setiembre y que por ello su equipo de fiscales no había podido ejecutar diligencias de campo.
Perú21 conoció que debido a ello, el equipo especial ha realizado actividades sin contar con el apoyo total de la Policía durante 13 días. En ese lapso de tiempo no se efectuaron viajes que estaban programados. Es más, Colchado había comunicado por la mañana de ayer a Barreto que suspendería toda actividad de su equipo PNP por falta de presupuesto.


Una de las diligencias que se debía hacer con los agentes de Colchado era la intervención del departamento de Surquillo donde el buró político de Castillo –integrado por Alejandro Sánchez Sánchez (dueño de la casa de Sarratea) y ‘Los Chiclayanos’– convocó a la exviceministra de Vivienda, Elizabeth Añaños, para pedirle información sobre las millonarias obras de ese sector de las que buscaron apoderarse.
La presencia de la Policía es necesaria en los allanamientos y detenciones. Los fiscales de Barreto no pudieron organizar este tipo de intervenciones este mes por la falta de recursos.
La primera vez que Colchado pidió presupuesto fue el 15 de agosto. En su oficio dirigido al director general de la Digimin –cargo que por ese entonces ostentó Withman Ríos– el coronel solicitó dinero para gastos en actividades de inteligencia que efectuaría la Divbus en setiembre.
Al no tener respuesta, 21 días después, el 6 de setiembre, insistió con el requerimiento. El escrito también fue dirigido a Ríos, que había regresado al puesto.
“Hasta la fecha no han sido asignados tales recursos y es de urgente necesidad para continuar con las actividades de investigación e inteligencia con relación a las diferentes carpetas fiscales que se vienen desarrollando a nivel nacional”, se lee en el documento al que accedió este diario.
El 10 de setiembre, en un tercer requerimiento, Colchado no solo reiteró la urgencia sino que también expuso los logros que consiguió desde julio, cuando asumió la Divbus.
Bajo su mando se desarticularon 10 organizaciones criminales de las 30 rastreadas. Entre ellas se encuentran las que, según el Ministerio Público, encabeza Pedro Castillo. Además, apoya a la Fiscalía en 76 investigaciones.
Este diario conoció que antes de ser destituido del puesto –y tras un cuarto pedido de Colchado– Withman Ríos autorizó a las 12:30 p.m. de ayer la entrega de presupuesto a la Divbus, fondos que superan el millón de soles.
Harvey Colchado aún afronta un proceso disciplinario que le inició la Inspectoría de la PNP debido a una denuncia interpuesta por el jefe de Estado.
Castillo busca que el jefe de la Divbus sea sancionado con su pase al retiro por acudir a Palacio para detener a su cuñada Yenifer Paredes, sindicada de testaferro en la red criminal que operó en el Ministerio de Vivienda para repartirse millonarias obras públicas.
Cortesía (Peru21)