Inicio NACIONAL LA UNMSM ALBERGA A LAS DELEGACIONES DE MANIFESTANTES, SIN AUTORIZACIÓN DE LA...

LA UNMSM ALBERGA A LAS DELEGACIONES DE MANIFESTANTES, SIN AUTORIZACIÓN DE LA CASA DE ESTUDIOS, LA FUSM RECIBIÓ A QUIENES VIENEN DE REGIONES PARA LA “TOMA DE LIMA”.

29
0
Compartir

El martes por la noche, un grupo de alumnos de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos(UNMSM) tomó un sector de la sede universitaria.
En la puerta colocaron un cartel grande con el mensaje: “San Marcos tomada por una nueva constitución”.
Su objetivo era utilizar las instalaciones para albergar a los cientos de manifestantes que llegaban del sur del Perú para participar de la denominada “toma de Lima”, cometido que lograron.


RECIBIMIENTO
Fue mediante sus redes sociales que la Federación Universitaria de San Marcos (FUSM) transmitió el recibimiento que le dieron a las delegaciones que llegaban a la capital.
En la sede universitaria se abrieron las puertas en la madrugada del miércoles para que los buses con cientos de manifestantes ingresen.
“Servir al pueblo de todo corazón, unidos por la lucha”, coreaban los estudiantes.
Ayer por la mañana, los estudiantes que se apostaron en la puerta número 3 tenían la mitad del rostro cubierto con prendas para no ser identificados.
Al respecto, Jeri Ramón, rector de la UNMSM, precisó en Panamericana que no autorizó que las instalaciones sean utilizadas.
“No sea ha coordinado con ningún gremio de estudiantes, es la federación que son un promedio de 30 estudiantes que se han organizado”, dijo.
Además, afirmó que “hay gente infiltrada”.
Por otro lado, señaló que los trabajos de investigación están en riesgo porque los laboratorios paralizan sus actividades, mientras que existen un riesgo de que la infraestructura sea afectada.
CONTROL
A fin de evitar hechos violentos, la rectora Ramón anunció la instalación de una mesa de diálogo, la misma que se concretó ayer por la tarde.
Tras una sesión del consejo universitario se acordó la conformación de una comisión creada por los decanos de las áreas académicas y un representante estudiantil.
Además, se solicitó el acompañamiento de la Defensoría del Pueblo para establecer un diálogo con los manifestantes que se encuentran al interior de la “Decana de América”.
Otro acuerdo fue el de lacrar y poner en cautela los bienes de la universidad con la finalidad de garantizar su preservación y cuidado.
Al respecto, el exministro del Interior, José Élice, precisó que la Policía puede ingresar a la universidad por el estado de emergencia.
“La universidad pública y privada deben funcionar de acuerdo al orden (…), cualquier tipo de movimiento u organización donde se pueda prever que se están preparando acciones que podrían alterar el orden público, pueden ser materia de intervención”, sostuvo.
En tanto, una situación contraria se vivió en la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), lugar que se convirtió en albergue de delegaciones de manifestantes bajo la autorización del rector Pablo Alfonso López-Chau.
Cortesía (Diario Correo)