Inicio CULTURA La deforestación por minería ilegal alcanza niveles históricos en Perú

La deforestación por minería ilegal alcanza niveles históricos en Perú

200
0
Compartir

(Mongabay Latam / Yvette Sierra Praeli).- La Amazonía peruana es atacada ferozmente por la minería ilegal. El último análisis de imágenes satelitales realizado por el Proyecto de Monitoreo de la Amazonía Andina (MAAP) demuestra que esta actividad está alcanzando niveles históricos de deforestación en la selva peruana.

Solo en los dos últimos años fueron arrasadas 18 440 hectáreas de bosques en el sur de Perú, un equivalente a 25 000 campos de fútbol, revela el informe.

Según MAAP, el récord histórico de deforestación por esta causa se dio en el 2018, con 9280 hectáreas devastadas, la cifra más alta desde 1985. Solo un año antes, en el 2017, la extracción ilegal de oro ya había terminado con 9160 hectáreas.

Matt Finer, investigador principal de MAAP y uno de los responsables de la elaboración del informe, manifestó a Mongabay Latam que nunca antes se había realizado un estudio de esta naturaleza. “Por primera vez tenemos una referencia histórica del tema. El estudio de CINCIA (Centro de Innovación Científica Amazónica) es un importante recurso para este caso”, dijo con relación a la investigación que hizo esta institución científica sobre minería ilegal y que cubrió los últimos 32 años en el sur de la Amazonía peruana.

+ Mongabay | Liz Chicaje: una lideresa indígena peruana que se enfrentó a la ilegalidad

El drama de Madre de Dios

“La deforestación por minería aurífera en la Amazonía sur peruana ha alcanzado niveles históricos máximos tanto en el 2017 como en el 2018”, señala el informe que centra su evaluación en las regiones de Madre de Dios, Cusco y Puno, sobre el análisis de  unas 500 imágenes en alta resolución.

Finer aclara que se evaluaron las imágenes captadas por el satélite durante los años 2017 y 2018, y que se digitalizaron los nuevos registros de deforestación causados por la minería aurífera. Además —precisa— se tomaron en cuenta las alertas tempranas que registra el Programa Nacional de Bosques del Ministerio del Ambiente de Perú.

Deforestación en el sur del Perú
El mapa muestra en avance de la deforestación en la Amazonía del sur del Perú. | Fuente:MAAP / Conservación Amazónica (ACCA)

El panorama más sombrío se presenta en Madre de Dios. Solo en el sector conocido como La Pampa —ubicada en la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional Tambopata— la pérdida de bosque por extracción de oro alcanzó 1685 hectáreas entre enero del 2017 y octubre del 2018, según el reporte de MAAP, una iniciativa desarrollada por Conservación Amazónica (ACCA) y Amazon Conservation (ACA).

“En La Pampa este tema se ha desbordado. Es una zona controlada por la minería ilegal”, dice el Procurador Especializado en Materia Ambiental, Julio Guzmán.

En este lugar se han instalado entre 6000 y 7000 personas —sostiene Guzmán— muchos de ellos bajo investigación y con procesos judiciales en marcha. Sin embargo —agrega— los acusados no acuden a las diligencias y continúan operando dentro de la ilegalidad. “Esto se debe resolver desde el Estado. Se necesita una recuperación del control territorial y ubicar a los responsables del más alto nivel. No solo a quienes están en la zona extrayendo el oro, sino a los que financian la actividad”.

Deforestación en La Pampa (Madre de Dios)
Más de 1600 hectáreas fueron arrasadas por la minería ilegal en La Pampa entre enero de 2017 y noviembre de 2018. | Fuente: MAAP / Conservación Amazónica (ACCA)

Guzmán explica, además, que las investigaciones deben abarcar todos los delitos considerados dentro de la minería ilegal: extracción, financiamiento y tráfico de insumos. “Nos hemos centrado en el que extrae, cuando deberíamos centrarnos en el financista”, comenta.

El exviceministro de Gestión Ambiental del Ministerio del Ambiente, Mariano Castro, conoce muy bien el problema. “Estas cifras son dolorosas. Espero que el gobierno finalmente tome atención de lo que está pasando en la Amazonía”, declara.

Castro considera que este es un llamado de atención a las medidas adoptadas por el gobierno del expresidente Pedro Pablo Kuczynski, quien —asegura el experto— debilitó las exigencias en la formalización del sector y redujo los operativos de interdicción. El exfuncionario cuestiona también el rol de los gobiernos regionales, sobre todo de la última gestión en Madre de Dios. “En esta región no se ha formalizado la minería por los obstáculos que puso el exgobernador regional Luis Otsuka”.

La Pampa (Madre de Dios)
La deforestación en La Pampa alcanzó avanza hacia las concesiones forestales y al interior de la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional Tambopata. | Fuente: Sociedad Peruana de Derecho Ambiental.

En ese sentido, los expertos consultados recuerdan la detención de Carlos Bustamante, director de Energía y Minas de esa región, junto con otros seis funcionarios, quienes fueron acusados, en junio del 2018, de recibir pagos de mineros en pleno proceso de formalización para que se les emita sus respectivas resoluciones de aprobación. “Aquí se ve cómo las autoridades regionales han sido cómplices”, precisa Castro.

Hace dos semanas, el Poder Judicial de Madre de Dios dictó prisión preventiva contra los exfuncionarios del gobierno regional. En las diligencias se encontró transferencias de dinero desde las zonas mineras de Huepetuhe, Mazuko y La Pampa, informó el portal Ojo Público.

+ Mongabay | El suri en peligro: cinco claves sobre el ave más grande de Sudamérica

Peligro para las áreas naturales protegidas

El informe de MAAP también revela que la deforestación por la extracción no autorizada de oro en Madre de Dios avanza hacia las concesiones forestales y hacia el interior de la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional Tambopata.

Sobre el avance de la minería ilegal hacia esta área natural protegida, Mongabay Latam publicó, en noviembre de 2018, un reportaje que daba cuenta de su presencia incluso dentro de la reserva. Las imágenes difundidas fueron captadas durante un sobrevuelo de la Fuerza Aérea del Perú en el que nuestro medio participó.

Otro sector altamente amenazado corresponde a Alto Malinowski, también en Madre de Dios, donde el análisis de MAAP señala una pérdida de bosque de 760 hectáreas entre enero de 2017 y noviembre de 2018. La deforestación en este lugar avanza hacia la Comunidad Nativa Kotsimba y hacia la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Bahuaja Sonene, que se extiende sobre más de un millón de hectáreas entre Madre de Dios y Puno.

Deforestación en el Alto Malinowski
Desde el aire, se puede ver los efectos devastadores de la minería ilegal en ambos lados del río Malinowski, en la zona de la Reserva Nacional Tambopata. | Fuente: Mongabay Latam | Fotógrafo: Yvette Sierra Praeli

En mayo del 2018, Mongabay Latam denunció cómo la comunidad nativa harakbut Kotsimba ha sido invadida por esta actividad prohibida. En el reportajetambién se informa cómo la extraccion de oro se expande por el río Malinowski hasta el sector que colinda con el Parque Nacional Bahuaja Sonene. “Lo que se observa en el trayecto entre la comunidad y el parque Bahuaja Sonene es destrucción”, se lee en el reciente informe.

El tercer sector evaluado por MAAP corresponde a los bosques del distrito de Camanti, en la región Cusco, hasta donde llegó la minería ilegal luego de que se construyera la Carretera Interoceánica. En este parte de la selva de Cusco, la extracción no autorizada de oro está destruyendo la zona de amortiguamiento de la Reserva Comunal Amarakaeri (RCA).

Deforestación en Alto Malinowski (Madre de Dios)
El mapa muestra el avance de la minería ilegal en la zona de Alto Malinowski, en Madre de Dios. | Fuente: MAAP / Conservación Amazónica (ACCA)

El reporte de MAAP no solo confirma lo denunciado por este medio en abril del año pasado, también revela que la deforestación alcanzó las 335 hectáreas en Camanti, entre agosto del 2016 y noviembre del 2018.

El procurador Guzmán comenta que en Camanti el problema está vinculado con el tráfico de drogas. “Es un tema de alta complejidad y se tiene que ingresar con un contingente policial numeroso”, comenta. Una situación similar se presenta en Kotsimba —explica Guzmán— donde las intervenciones se tienen que hacer por lo menos con 800 efectivos policiales.

Las imágenes presentadas en el informe de MAAP revelan claramente cómo avanza la deforestación en esta parte de la Amazonía peruana. La ministra del Ambiente, Fabiola Muñoz, acaba de anunciar que “el combate contra la deforestación en Madre de Dios a causa de la minería ilegal es un tema en el que están involucrados ocho sectores del Estado, como parte de una estrategia del gobierno”. Las cifras están puestas sobre la mesa.

La versión completa de este reportaje fue publicada en Mongabay Latam. Puedes leerla aquí.

Si quieres conocer más sobre la situación ambiental en el Perú, puedes revisar nuestra colección de artículos. Y si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en FacebookTwitterInstagram y YouTube.